EDUCATION & COACHING EXPERIENCES

Un blog dedicado a la gente que le gusta el baloncesto y que se toma su tiempo para pensar estrategias para acercarse y actuar dentro del deporte.

dimecres, d’agost 09, 2006

PEDAGOGÍA CRÍTICA, ENTRENAMIENTO Y BITÁCORAS

(Nota: ésta es la primer aentrega de una serie de artículos de reflexión en torno a la pedagogía crítica que he titulado, en su conjunto, Hacia una arqueología de las prácticas del entrenamiento deportivo. En próximas fechas irán apareciendo nuevas entradas que seguirán el hilo de esta primera)

Abstract in English: There are some questions related to what we, as sports coaches, build as an accepted theory and practice of coaching. ‘How’, ‘what’ and ‘for what purpose’ we coach are the kind of questions that are not usually wrote down and less commonly answered by coaches. But now we can “by-pass” the existing gap between theoretical agents and the practitioner level by joining the community of weblogs. In some extent, weblogs may be, in some cases, examples of what we can call reflective professors in the way Henry Giroux described them in many of his books about Critical Pedagogy.

Algunas veces nos preguntamos por el “cómo” entrenamos nuestros equipos y nos surgen alternativas, diferentes estrategias que podríamos utilizar para variar ese “cómo”. Pero muchas menos veces se nos ocurre pensar que, en el fondo, estamos dando por supuesto el “por qué” enseñamos eso concretamente y no algunos otros contenidos. Y esa es otra pregunta interesante que plantearnos.

La enseñanza del baloncesto sigue teniendo un currículum bastante cerrado y reiterativo, aunque hayan entrado nuevos aires del “cómo”, es decir, nuevas metodologías. Innovamos en el “cómo” pero, raramente removemos las bases del “qué” enseñamos y sobretodo, del “para qué” queremos enseñar esos contenidos, muchas veces sin preguntarnos la utilidad real de lo que estamos enseñando.

Puede que para salirnos de ese callejón sin salida, una oportunidad atractiva sea hojear un libro de otro deporte colectivo, pongamos el caso, el balonmano. Este ejercicio aparentemente inocuo nos puede hacer ver posibilidades completamente diferentes, opciones del juego y también del entrenamiento que tradicionalmente no se han tenido en cuenta en nuestro deporte o que quizá han caído en desuso.

Yo lo he hecho estos últimos días a través de un interesante libro titulado Liderar y entrenar a un equipo de balonmano. De la dirección del grupo al diseño de la planificación técnico-táctica. El autor es entrenador y profesor de INEF y se llama Juan Antonio García Herrero. Pienso que el bagaje personal que evoca (con referencias mesuradas a su experiencia) es la clave para vender un producto diferente y rompedor en la literatura deportiva. Hace además algunas referencias directas a Phil Jackson y otras más matizadas (pone el ejemplo de Jordan y cómo enfatizaba la importancia de pasar del “yo” al “nosotros”). De momento tan sólo algunos destellos, pero el resto tiene una factura muy correcta y promete ser diferente a otros libros del estilo, más serios y teóricos, y también más interesante quizá.

Evidentemente, el baloncesto ha sido enseñado básicamente y desde hace algo más de un siglo, a través de los contenidos fundamentalmente procedimentales. Se ha enseñado como algo que se refiere básicamente a aprender con el cuerpo. A veces olvidamos los resortes de la mente, las estrategias que son necesarias para que el aprendizaje no quede descabalgado el cuerpo de la mente. Olvidamos que los contenidos actitudinales (o psicológicos) o los conceptuales son útiles y valiosos para la enseñanza del baloncesto.

Se ha insistido, con el paso de los años, en la necesidad de aprender unas destrezas o habilidades motrices generales (comunes con otros deportes) y otras específicas (propias del baloncesto). Pero se ha hecho una selección de muchas de esas habilidades específicas para quedarse con tan sólo unas pocas. Y nos podemos preguntar: ¿cuáles se han quedado fuera del currículum? Es como si la losa de una planificación de los tiempos de aquellos que nos entrenaron o de los que entrenaron a los que nos entrenaron a nosotros siga guiándonos en nuestro quehacer en los clubs y en los cursos de entrenador.

Los cursos siguen manejando materiales desfasados, aunque traten de presentarlos de manera nueva y vistosa. No hay una sintonía entre los materiales de las federaciones autonómicas y los de la FEB. Por su lado los clubs tratan de fijar una línea de trabajo a partir de anquilosadas planificaciones e intentan paliar la inexperiencia de los entrenadores mediante el seguimiento pormenorizado de lo que hacen los entrenadores.

Las universidades intentan salirse de esa espiral de repetición de los mismos guiones y tratan de innovar. Pero a menudo los intentos por innovar quedan en las aulas universitarias, los congresos y algunas publicaciones especializadas. La pregunta que deberíamos hacernos es: ¿cómo conectamos el trabajo diario en los clubes y escuelas con el papel innovador de la investigación, básicamente en el ámbito universitario?

Lo peor es que seguimos manejando el concepto de que unos, los “teóricos”, innovan desconectados del mundo del entrenamiento y los otros, los “prácticos”, lo aplican luego. Sin embargo, el desfase es demasiado grande y los entrenadores a menudo no encuentran información accesible que les pueda ser útil para su día a día. Internet y últimamente, sobretodo las bitácoras (o weblogs), pueden paliar este desfase y permitir un intercambio entre entrenadores que combinan su faceta de “prácticos” y con la de “teóricos”.

Lo que antes debía pasar varios filtros antes de ser publicado en un periódico, en un libro o simplemente en la editorial de una edición digital de un medio de comunicación o en un portal sobre ciencias del deporte, hoy es posible publicarlo de manera casi instantánea. Es lo que se ha venido a llamar Periodismo 3.0, donde los blogs tienen un papel muy influyente, incluso por encima del periodismo tradicional.

Bibliografía
- García Herrero. J.A. (2006) Liderar y entrenar a un equipo de balonmano. De la dirección del grupo al diseño de la planificación técnico-táctica. Sevilla, Wenceulen.