EDUCATION & COACHING EXPERIENCES

Un blog dedicado a la gente que le gusta el baloncesto y que se toma su tiempo para pensar estrategias para acercarse y actuar dentro del deporte.

dilluns, d’octubre 09, 2006

UN NUEVO APRENDIZAJE DEPORTIVO BAJO LA LUZ DE LA PEDAGOGÍA CRÍTICA

Title: “A New Sports Learning Under The Light of Critical Pedagogy”
Abstract in English: Coaches usually relate with players under the influence of traditional ‘mental models’ seen as authoritarian, based on his knowledge and charisma. As we shown in this blog before in “Why it is easier for coaches to blame the players?” and also in “Deconstructing the Maps that Players Use for Relating with Teammates and Coaches”, there is a large shadow of strong traditional statements without any practical basis.

In this new article of Towards a Archeology of Sports Coaching Practice, the sixth issue, I try to analyze the other side of the same coin: the critical learning that has to be developed by players if you want to create your own framework as a critical teacher or coach.

Key words: Critical Pedagogy, coach-player relationship, communication, traditional learning.

“[E]s importante que esos alumnos afronten lo que esta sociedad ha hecho de ellos, la forma en que los incorporó material e ideológicamente y lo que necesitan afirmar y rechazar en sus propias historias a fin de comenzar el proceso de lucha en pro de una existencia autogobernada.” (Giroux, 2003:101)

No contábamos con que se revisase nuestra actuación como entrenadores bajo la luz de la Pedagogía Crítica. No es que ocurra a menudo hoy pero doy por seguro que va a ir apareciendo y, finalmente, prevaleciendo frente a enfoques pedagógicos más tradicionales. La siempre difícil evaluación de la educación acabará imponiendo un control de calidad, el más exigente, el de los propios alumnos o jugadores.

La Pedagogía Crítica que Freire o Giroux dispone, a través de sus escritos, un arsenal teórico que se puede batir con otras pedagogías más tradicionales, aquellas que asumen un papel pasivo del alumno y administrativo-técnico del profesor o entrenador. El giro constructivista ya resultó un paso adelante en el desarrollo de marcos más activos, tanto en lo que respecta al alumno como al profesor. Este último puede inscribirse, de un tiempo a acá, en la tradición de Schön de los profesores reflexivos.

No obstante, el giro constructivista (que en España vino de la mano de la LOGSE, firmada entre otros por Álvaro Marchesi) se quedó en un estrato demasiado superficial, sólo rascando sobre los aspectos cognitivos y añadiendo eso tan poco claro de “procedimientos, valores y normas”. Así, la revolución del constructivismo fue demasiado poco, a mi humilde entender, y otros intentos habrán de aparecer si queremos cambiar el signo de la educación, aún demasiado impregnada de presupuestos autoritarios y paternalistas.

“Sabemos lo que te hace falta para tu educación”. Ese es el tipo de mensaje que la Pedagogía Crítica intenta poner al descubierto, deshilachando las cuerdas que nos atan a una cierta cultura en que hemos nacido y crecido. La posibilidad de trascender (no en un sentido espiritual o metafísico, sino simplemente psicológico) esas ataduras y descubrir como la cultura se ha inscrito en nuestra propia persona es el camino que señala la Pedagogía Crítica.

La capacidad de reflexión de Paulo Freire es un testimonio de un valor incalculable. Giroux sigue el hilo de Freire y de otros perspicaces analistas sociales (como Foucault) y consigue poner sobre la mesa cuestiones que nos interesan. Cuestiones acerca de cómo el poder (político, económico, cultural) condiciona nuestra vida y qué pasos podemos seguir para liberarnos de esa carga, si queremos.

La opresión actual en nuestras sociedades no sólo es la que proporciona la pobreza o el racismo. Hay otro tipo de opresiones más sutiles a las que somos expuestos y a las que podemos responder, con una cierta visión crítica si la practicamos lo suficiente. Los jugadores que viven un régimen de control por parte de sus entrenadores van a tener a acceso a expresiones culturales afines a la Pedagogía Crítica. Nuestros lugares de trabajo al uso no están a buen recaudo mientras sigamos planteándonos seguir siendo quienes manejamos el asunto. Los jugadores van a darse cuenta que pueden aprender de otras maneras y ser tratados con otra consideración muy pronto.

Bibliografía
- Giroux, H.A. (2003) Pedagogía y política de la esperanza. Teoría, cultura y enseñanza. Buenos Aires, Amorrortu.