EDUCATION & COACHING EXPERIENCES

Un blog dedicado a la gente que le gusta el baloncesto y que se toma su tiempo para pensar estrategias para acercarse y actuar dentro del deporte.

dilluns, de desembre 24, 2012

EL RUMBO A LA DERIVA DEL BARÇA REGAL

¿Cómo se explica que un equipo que queda primero en Euroliga con un 9-1 esté, al mismo tiempo, octavo en la liga doméstica y a un paso de quedarse fuera de la Copa del Rey, con un balance de 7-7? Este es el caso del Barça Regal, un equipo que en las últimas temporadas ha ido cambiando sus jugadores sin cambiar de técnico ni de idea de juego, manteniendo la imponente medular -me permito este término futbolístico- en el campo formada por Navarro, Mickael y Lorbek.

Hoy en Barça siembra dudas. El otro día el Palau sacó pañuelos para pitar al equipo y, entiendo, también al entrenador. La sonrojante derrota contra el Blusens en casa venía de otras derrotas, como la otra como locales contra un CSKA Moscú y la que les inflijiera el Gran Canaria 2014, esta a domicilio. Luego quedaba esa envenenada vivista al Martín Carpena, antes de empezar precozmente el Top16 el próximo viernes (¡ya se podría haber hecho el cambio de formato otro año!, debe estar pensando Xavi Pascual ante las urgencias del equipo y lo bien que hubiera venido tomas estas fiestas para descansar, reflexionar y entrenar).

Pues antes de empezar esta semana de locos, el Barça se llevó una derrota dolorosa -a pesar del triple de Saras- en un Martín Carpena entregado, un equipo al que sólo le faltaba ñadir el savoir-faire de un jugadorazo como Andy Panko. Ni que decir tiene que el jugador, recién aterrizado en Málaga hacía apenas 48 horas, estuvo sembrado y ayudó en la rotación de pívots. Los pupilos de Jasmin Repesa se acabaron imponiendo a los de Xavi Pascual, que ya casi tienen tanto equipos por delante en la liga como los tienen por detrás.

Y ¿cómo explicamos el aspecto desaliñado de algunas de las fases de juego del equipo de Pascual? ¿Y la concesión franca del rebote ofensivo al rival? ¿Qué podemos decir que no haya prácticamente presencia blaugrana en el rebote ofensivo, apenas Sada y Wallace cuando están en pista? ¿Qué pasa con la defensa tan bien trabajada que siempre ha tenido el Barça con Pascual? ¿Y los sistemas de ataque, cuando hay días que apenas se consiguen 50 puntos?

Vayamos paso a paso. Cómo todo equipo en contrucción, siempre que haya paciencia el Barça jugará mejor de aquí dos meses que ahora. Pasaba otros años cuando los resultados en estas épocas del año no hacían saltar las alarmas, y pasa también ahora, acrecentado por las urgencias. Como todo equipo que a pesar de ganar cada temporada algún título decide hacer cambios en la plantilla, el acomodo de los nuevos jugadores toma su tiempo. Tendremos un mejor Barça en febrero que el que hemos visto hasta ahora. Esto puede parecer de perogrullo, pero la gente no se acuerda que Xavi Pascual sabe hacer llegar a las plantillas que tiene bien a los momentos cruciales de la temporada, aunque hasta ahora no se hubiese visto confrontado con estar fuera de las posiciones que dan acceso a la Copa del Rey ninguna otra temporada.

Creo que un capítulo especial merece el tema del rebote defensivo. El Barça no ha sido, en estos años, un gran equipo reboteador, aunque el rebote defensivo ha estado, en línes generales, bien custodiado. Eso ha permitido lanzar a menudo contraataques, algo que estas últimas semanas ha sido cada vez más infrecuente. Y si no controlas el rebote defensivo, por lo general, implica que además de que no puedas correr, el rival consigue canastas fáciles en diferentes lances del juego, en la famosas "segundas opciones". El coladero que fue Mickael en el partido contra el Blusens puede ser un ejemplo paradigmático de esta situación, extensible a otros tantos jugadores.

Jugar con un '4' abierto tiene sus ventajas, así como sus inconvenientes. Tenemos que muchas veces sólo el '5' del Barça está en condiciones de luchar por el rebote. Lorbek y Wallace están par abrir el campo en ataque, así lo quiere Pascual, pero no todo se puede resolver en un bonito pick&pop. Por mucho que queramos confiar en la puntería de Navarro, las defensas cada vez lo tienen más bien custodiado y de allí que este año se prodigue tanto con los pases por detrás de la espalda... Sólo Sada tiene presencia continuada en el rebote ofensivo, y eso es poco contar con las segundas oportunidades. Si tiras entre el 40 y el 50% en triples, no es necesario que tengas dos hombres al rebote ofensivo. Las veces que falles el tiro estarán compensadas por las veces que lo aciertes. El Barça 2012-13, al tirar peor de tres puntos y no compensar eso con mayor presencia en el rebote ofensivo, cava su propia tumba. Me pareció leer en uno de los rótulos de la retransmisión de La1 que el Barça en los partidos que ha estado Navarro está con un "justito" 35% de acierto, pero cuando no está Navarro... el equipo tira los triples con ¡un 16% de acierto!

Creo que el languidecer del Barça estas últimas semanas, encadenando derrotas en la última jornada de Euroliga y los siguientes partidos en Liga Endesa responde a que el nivel defensivo, en general, ha sido malo. Ya he mencionado el asunto del rebote, pero no es el único. Las continuaciones de los pívots rivales a menudo han encontrado una vía franca hasta el centro de la zona. Cuando no está involucrado en las jugadas un tipo aguerrido como Wallace para recoger la continuación del '5' rival, los exteriores blaugranas se ven superados por la decisión de seguir a su par o cerrar la continuación de los bloqueos de los otros equipos. Esta es una situación en que los rivales están aprendiendo a hacer mella en jugadores como Saras o Navarro.

En cuanto al ataque, muchas son las dudas. De los triples ya hemos hablado. El crónico estado de duda de Sada sobre sus tiros de tres es otro. Las pérdidas de Saras son otra de las rémoras del equipo. La desaparición de Rabaseda en el fondo del banquillo en los partidos en que hacía falta alguien aguerrido, también. Jawai prometía las primeras semanas y se ha acabado torciendo el tobillo. Marcelinho tiene sus momentos, pero si ni Saras ni Sada anotan, se nota que los bases del Barça no meten puntos. Mickael es fijo aunque no esté metido. Navarro es imprescindible, y todo el mundo le busca, sin -a veces- buscarse sus propias opciones de tiro. Lorbek está lento en defensa y fallón en el tiro. E Ingles, aunque atravesó un gran momento, estos últimos partidos apenas ha estado bien, tan sólo regular. Y no pidamos a Abrines o a Todorovic lo que los otros no están dando.

Un apunte más: Xavi Pascual decía hace dos temporadas y pico que su equipo defendía bien en lo colectivo, aunque era mediocre en la defensa del 1x1, lo que les servía para esconder según qué lagunas. Hoy ese juego defensivo no es ni tan sólo bueno colectivamente, pues muchas segundas ayudas quedan si hacerse, y la responsabilidad acerca del rebote defensivo se queda en agua de borrajas, pues siempre se esperar que el pívot cierrer al pívot rival, pero los exteriores no cierran el rebote, ni tan siquiera Sada, que confía en sus muelles (y ya se vió con Purpla, del Valladolid, que a veces ni esas prodigiosas piernas son suficientes).

Sin quitarle demérito al Barça, que ya hemos visto que tiene alguans lagunas importante en su juego, los equipos de la Liga Endeas que han ganado en el Palau (CB Valladolid y Blusens Monbus) no tienen competiciones europeas, así que se han podido preparar a fondo durante una semana entera los entrenamientos en base al scouting para plantar cara y ganar en esos dos partidos que otros años era improbable ganar en Barcelona. Y eso no puede ser obviado. A partir de allí, el Barça va a ir a más, pero tiene que mejorar en el rebote defensivo, en las opciones de ataque y en no verse superado por las buenas piernas de los rivales o las decisiones del scouting defenviso que les han hecho. Sólo con mejor disputa del rebote (así como más contraataque), así como una mejora sustancial en el procentaje de tiro de tres, el Barça podrá reencotrarse a sí mismo. Y es que vemos que en el mejor momento de la temporada de Tomic, que cumple en ataque en el poste, el resto de compañeros están extraviados.

¡Felices fiestas a todos y esperemos que el Barça, con más trabajo, recupere su senda!

divendres, de desembre 07, 2012

¿MULTA COMO SANCIÓN O COMO CASTIGO?

En los últimos meses he escrito más bien poco en el blog. A las puertas de un puente en el que estaré cumpliendo con diferentes tareas, aunque en ningún caso yendo a esquiar o a visitar alguna capital europea, he decidido dedicarle unos minutos a escribir y colgar este post.

El lunes un amigo y colega profesional del que ya he hablado en el blog, Albert Taranilla, me puso en antecedentes de la multa impuesta a los San Antonio Spurs por dar descanso a sus titulares en un partido contra Miami Heat. Después de leer la noticia, esta me recuerda a la sanción de UEFA a Mourinho (por ideólogo), Casillas y Dudek (por mensajeros), así como Ramos y Alonso (por eso que dicen de "auto-expulsarse") en un partido de Champions.

Lo cierto es que nos estamos volviendo locos con el tema de querer juridificar (normativizar, sancionar, penar, multar) todo en el deporte. Lo vemos con los reglamentos modificados en los minideportes, en el que de minibasket es un primor, aunque no lo es menos (acabo de recabar estos últimos días algunos datos muy jugosos sobre normas de juego en minivoleibol); lo vemos en el caso de UEFA y las "auto-expulsiones" que mencioné más arriba; y lo vemos también en esta esperpéntica cruzada en pos de algo que, a mi modo de ver las cosas, no se puede sancionar.

El deporte, por muy espectáculo que sea, es un trabajo de equipo. El entrenador debería tener en todo momento la última palabra en decisiones técnicas: me gusta, ya lo he dicho en otras ocasiones, ese punto que tienen las estadísticas oficiales de los partidos de la NBA en que se indica aquellos jugadores reservas que no han jugado "por decisión del entrenador". Eso yo creo que deja clara la utoridad de cada entrenador, sin margen para dudas ni para crear debates artificiales sobre si fulanito estaba lesionado, acaso ligeramente tocado o bien resfriado, si por alguno de esos motivos de salud no jugó... Cada entrenador administra los minutos de juego pensando en el partido siguiente, pero ¿como es posible penar a un entrenador que mira un poco más allá, es decir, pensando no en el siguiente si no el que va después?

Gregg Popovich, uno de los entrenadores más respetados en la NBA, ha visto como su decisión técnica ha costado una multa -sin fundamento jurídico que un juez pudiera aceptar- de 250.000 dólares para la franquicia que lo tiene contratado. Menos mal que David Stern, el inquisidor en este como en otros casos, no ha conseguido demonizar a uno de los entrenadores más respetados del planeta, al mismo tiempo que uno de los entrenadores en activo en la NBA más laureados. Flaco favor le hace la mega-estrella Le Bron James cuando dice que no tiene sentido esa sanción; que Popovich bien puede hacer lo que le plazca con su plantilla. Sin embargo, ya vemos que Stern entiende que las multas pueden aplicarse discrecionalmente como castigos a su libre arbitrio, mientras que una multa debería ser, cuanto menos, un acto ligado a las consecuencias de otro acto y, por tanto, poder referirse tanto a una norma como a la sanción que se aplica en los casos en que se incumple dicha norma.

La guinda en el pastel fue que los Spurs, pese a enviar después de unas maratonianas últimas semanas de competición a cuatro de sus cinco titulares a San Antonio sin esperar a ponerlos en liza en el partido en la exigente plaza de Miami, perdieron el partido en la recta final del mismo, por un resultado que demuestra la igualdad entre los dos bandos: 105-100. Por tanto, esa idea de Stern de la posibilidad "devaluar" un partido queda totalmente desacreditada, y la de negar la posibilidad a los aficionados de Florida de ver a Duncan, Parker y Ginóbili, pues a pesar de ello vieron un buen espectáculo, y de hecho el equipo local casi la palma.

Lo que nos hace falta es más ética (atendiendo a las cuestiones de acción-consecuencia, de producto-valor y de norma-sanción) y menos moral barata (de la que reverbera esta idea de la multa como castigo al gusto del inquisidor, castigo express).

Aprovecho para desearos a todos unas felices fiestas.